• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Nicole Rubira, la antagonista de Enriqueta y el cuento de Siempre Tarde

Nicole Rubira (24) representa a la mujer moderna. Multifacética. Es mamá, compositora, cantante y actriz. El domingo pasado fue uno de esos días “locos” para la artista guayaquileña. Estaba en ensayos teatrales.

Llegó puntual. Algo cansada, sudada, con la respiración bastante agitada. Para “ahorrar” había caminado desde el lugar de sus ensayos hasta las instalaciones de Diario EXPRESO. Saludó de prisa. En su mano derecha sostenía un sombrero, de esos que le dan un toque bohemio a su look.

Nicole Rubira (24) representa a la mujer moderna. Multifacética. Es mamá, compositora, cantante y actriz. El domingo pasado fue uno de esos días “locos” para la artista guayaquileña. Estaba en ensayos teatrales.

Su talento la convirtió en la antagonista de Enriqueta y el cuento de siempre tarde, un musical infantil que se estrenará en junio en el Teatro Centro de Arte.

Luego de cinco años de matrimonio, se enfrenta a su divorcio. Sin problema alguno ni tabúes conversó con EXPRESIONES. Resaltó que ni el mal momento que atraviesa le truncará sus sueños. Uno de ellos es cantar en el Madison Square Garden, en Estados Unidos. “No soy un pájaro con las alas rotas. Me estoy levantando. Debo trabajar muy duro para conseguir lo que quiero. El 28 de junio será mi concierto, y tengo muchas cosas que cancelar”, dijo la nieta del cantante Julio Rubira, quien también conquistó con su voz a varios países latinos. “Esta carrera requiere de un trabajo de hormiga, mi meta es superar a mi abuelo”, dijo y empezó a reír por una anécdota, “A él le ofrecieron cantar en Hollywood si aceptaba una relación sentimental con un productor, pero mi abuelo fue bien varón”.

Desde la próxima semana hará una gira de medios para presentar su última producción musical. Se trata del vídeo de Sin miedo a volar. Como primicia mostró el filme desde su celular. Para este cortometraje utilizó tres ‘outfits’. Como era de esperarse no podía faltar su camisa de hombre. Esta prenda es su favorita. “Para que me queden grandes las compro en talla L”.

Nuestros auspiciantes

Castell Defels