• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Gonzenbach retoma el arte impresionista

Grandes y pequeños barcos anclados en el mar predominan en las 37 obras inéditas del artista guayaquileño Federico Gonzenbach.

Grandes y pequeños barcos anclados en el mar predominan en las 37 obras inéditas del artista guayaquileño Federico Gonzenbach. En la exposición pictórica ‘Rompiendo El Alba’, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 17 de mayo, en el Teatro Centro de Arte, Gonzenbach evoca paisajes afines de los lugares en que vivió durante su infancia y juventud. Creció en el barrio Las Peñas al pie del río, rodeado de la naturaleza.

Esto le facilitó plasmar aquellas imágenes -grabadas en su memoria- usando pintura y espátula. En cada cuadro resaltan los colores naranja, azul, verde, gris y rojo. Gonzenbach clasifica su vida artística en cinco etapas: la primera, cuando empieza a dibujar con plumilla; la segunda, cuando incursiona en el estilo impresionista; la tercera, se basa en el arte neofigurativo; la cuarta se enfoca en el arte sacro; y la quinta, en la que recoge lo abstracto a través de elementos del universo.

“En cada etapa he evolucionado. En la primera dibujé mucho a Guayaquil, en las esquinas de sus barrios, en los que aún se mantenían muchas casas antiguas. En la segunda rompí mis esquemas y pasé de la tinta china al óleo. Pinté al montubio remando en el río en su canoa, así como algunos paisajes y marinas”, señaló el artista en entrevista con este diario. Ahora dice que la colección que presenta, tras cumplir 48 años trabajando en la pintura, lo regresa a su segunda etapa, a los paisajes, pero, en esta ocasión, da énfasis al entorno del hombre con el río, a la marina. “Casi un año y medio me demoré en terminar la serie que fue inspirada en el mar y su riqueza.

También intento describir la relación que hay entre el hombre y la naturaleza. Para lograr esa conexión procuro llevar una vida armónica tanto mental, física y espiritual”, dice Gonzenbach, quien presenta sus obras en pequeño y gran formato. Ha montado 350 exposiciones, entre nacionales y extranjeras.

Su trabajo artístico ha sido exhibido en galerías de España, Suiza, Francia, Alemania, Rusia, Brasil, Argentina, Colombia, Chile, entre otros. Durante sus 48 años de trayectoria ha pintado 23.000 cuadros. Gonzenbach ganó un premio otorgado por la World Wide Art por su obra Maja Erótica (óleo sobre tela), entre 100 artistas de España y Latinoamérica, la cual fue exhibida en Carib Art Gallery, en la ciudad de Nueva York, en 1996. El pintor, de 60 años, ha recibido varios reconocimientos.

El Ministerio de Educación le entregó la condecoración nacional al Mérito Artístico de Primera Clase, en 2000. También la Asamblea Nacional le otorgó la condecoración Vicente Rocafuerte al Mérito Cultural, en 2014. (I)

Nuestros auspiciantes

Castell Defels