• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Las Meninas, una obra teatral entre lo ecléctico y lo moderno

Una obra teatral que se basa en lo supuesto a partir del famoso cuadro Las Meninas, que según expertos pudo haber sido finalizado en 1656, se presentará desde hoy hasta el domingo en el Teatro Centro de Arte.

Una obra teatral que se basa en lo supuesto a partir del famoso cuadro Las Meninas, que según expertos pudo haber sido finalizado en 1656, se presentará desde hoy hasta el domingo en el Teatro Centro de Arte.

La puesta en escena, a cargo del director Augusto Enríquez y de Kira Producciones, se basa en el texto del chileno (radicado en México) Ernesto Anaya, quien en el 2011 recibió el Premio Nacional de Dramaturgia Óscar Liera, en México, por esta obra.

“Nos pareció interesante porque plantea cómo supuestamente, en la idea del autor, se pintó el cuadro Las Meninas”, dice Enríquez.

Kira Sánchez interpreta a la infanta Margarita, figura central del cuadro; Juan José Jaramillo es el pintor Diego Velásquez; Verónica Riofrío es Maribárbola; las dos meninas son interpretadas por Angelita Chavarría, como Isabel de Velasco, y Alejandra Suárez, quien da vida a María Agustina.

En la obra, el autor se concentra en esos cinco personajes y deja de lado al resto de figuras del cuadro.

El argumento se desarrolla en una ficcional hipótesis, en la que es Maribárbola, la enana bufona, la que instiga al pintor para que se lance a la proeza de inventar un mundo pictórico distinto a todos sus contemporáneos, en el que ella misma esté presente.

De esta manera, explica Kira, fusionan lo ecléctico con lo moderno mostrando al público en cada escena los conflictos de cada uno de los personajes.

Respetando el texto original de Anaya, la obra ha sido adaptada a nuestra dialéctica para mantener la dinámica de la puesta en escena que dura hora y media y tiene dos actos, puntualiza Enríquez. Está dirigida a mayores de 15 años, según Kira, porque toca temas que aún son tabúes en nuestra sociedad, como la perversión.

Nuestros auspiciantes