• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Cursos y Talleres en el Teatro Centro de Arte, 2021

Presenciales y Virtuales

escuela-pintura-ninos
Recibe el 10% de descuento con tus tarjetas Pacificard Débito o Crédito

Escuela de Pintura niños

Cursos Invernales
Valor del curso
Mensual $ 50.00
/ Presencial o Virtual
Horarios
Lunes 4-6 años 17:00:00 - 18:00:00
Miércoles 4-6 años 17:00:00 - 18:00:00
Lunes 7-12 años 16:00:00 - 17:00:00
Miércoles 7-12 años 16:00:00 - 17:00:00

  • Con la pintura se desarrollan múltiples y variadas capacidades, como son la paciencia y la concentración, la perseverancia o la expresión y diversión.
  • Beneficios en el cerebro. Con la pintura se estimulan ambos hemisferios del cerebro, se estimula el lado lógico y racional junto con el lado creativo y de las emociones. Por lo tanto, al pintar se estimula la imaginación y se hace trabajar al cerebro por completo, evitando enfermedades como el Alzheimer.
  • Salud mental. Mientras se está pintando, la persona está concentrada en ello, por lo tanto se olvida de todo lo de alrededor, de los problemas, de los dolores físicos. Además ayuda a mejorar la perseverancia y ver que poco a poco nos podemos superar y mejorar.
  • Mejora en la autoestima. Con la pintura, los mayores sienten que pueden ser valiosos, que pueden hacer cosas independientes y como ellos quieren, consiguiendo logros y siendo felices. Esto repercute directamente en el estado de salud.
  • Mejora en la motricidad. Los utensilios para pintar suelen ser finos, y el manejo de esto y que salgan los trazos deseados, hacen que haya que combinar con destreza tanto los músculos, como los huesos y los nervios, para así producir finos movimientos. El agarre y manejo del pincel o lápiz ayuda a mejorar y controlar los movimientos de la mano, del brazo, y todas las conexiones con el cerebro.
  • Diversión y comunicación. La pintura se puede realizar solo, en talleres, con los nietos, o como se quiera, por lo tanto es una magnífica actividad para pasar un buen rato, socializar y conversar con más gente. Para aprender de las técnicas de otros compañeros o para enseñar a dibujar a los nietos. También es un reflejo del alma, por lo que es muy beneficioso para las personas que no pueden o les cuesta comunicarse, y así poder abrirse un poco al mundo que les rodea.
  • Mediante la pintura, uno hace lo que quiere y como quiere, generándole gran satisfacción a la vez que resulta beneficioso para la salud y el bienestar en general.

Detalles del curso:

  • Dirigido a niños desde los 4 años
  • Valor del curso no incluye materiales
  • Clases 2 horas a la semana

Profesor

Ailyn Wong

wong

Habiendo nacido en una familia de artistas (papá músico-baterista y mamá músico-titiritera), no podía esperarse una carrera tan alejada de las artes para mí. Con un interés por el dibujo y la pintura, a temprana edad escuchaba comentarios por parte de los adultos cómo “es muy buena” o “qué chévere tu escultura, está mejor que la mía” y demás similares que me hicieron pensar que lo que hacía estaba bien, así que quise mejorar. Mamá como primera e indispensable profesora de expresión plástica, papá como caricaturista de grandes aportes cómicos, más el crecimiento autodidacta llegué al Colegio de Bellas Artes, y desde los estudios académicos ahí, más los actuales en La Universidad de las Artes, sumados a los primeros mencionados desarrollo hoy en día mi propia forma de expresión y comunicación a partir de ilustraciones, pinturas, dibujos, esculturas, muralismo, y un poco de fotografía digital y análoga.

En mi obran priman los colores brillantes, la naturaleza, las figuras redondas e inocentes, la superposición de tonos, la conservación de bocetos a veces superpuestos, y las líneas determinantes que nunca terminan de encajar al 100% con las figuras. Una estética que parte del inconsciente, la infancia, la madurez, las dualidades, la ternura del hogar, y que continúa sobre las bases del ánimo de seguir creciendo, ahora que soy yo la adulta.